Yamaha Motor Europe ha anunciado que la fábrica de motores Motori Minarelli en Calderara di Reno, Italia y la planta de ensamblaje de MBK Industrie en Saint Quentin, Francia, reanudarán la producción el próximo lunes 4 de mayo.

La fabricación en ambas instalaciones se suspendió temporalmente el 16 de marzo para garantizar la seguridad del personal, antes del bloqueo obligatorio impuesto en ambos países para combatir la propagación del coronavirus.

La reanudación de la producción ha sido un proceso de dos fases, con la fase uno en abril. En estricta conformidad con las restricciones de cada país, esta fase inicial vio un regreso al trabajo solo para aquellos empleados autorizados, siempre siguiendo un estricto distanciamiento social, junto con un programa para introducir medidas de seguridad Covid-19 dentro de los principales entornos de trabajo, para preparar la fábrica de cara a la reapertura total y el reinicio de operaciones prioritarias.

La fase dos comenzará el 4 de mayo con un retorno progresivo a las operaciones de fabricación del producto final en ambas instalaciones, donde las prácticas de trabajo se adaptarán para salvaguardar la salud y el bienestar del personal, que sigue siendo la prioridad para Yamaha Motor Europe.

Eric de Seynes, presidente y CEO de Yamaha Motor Europe

“La reapertura de las plantas de producción de motocicletas, scooters y motores que tenemos en Europa es una noticia positiva dentro del período tan complicado que estamos experimentando. Ha sido posible gracias a la cooperación de todas las partes involucradas, lo que sinceramente quiero agradecer, y sucederá asegurando todos los estándares de seguridad para nuestros empleados. También representa un hito clave para respaldar con nuevos productos nuestra red de distribuidores que durante las próximas semanas reiniciará las operaciones en todos los países involucrados en el bloqueo como Italia (4 de mayo), Francia y España (11 de mayo)”.

Fuente y Foto: Yamaha Motor Europe N.V.©